De nuestro más íntimo descanso

Aunque ya enviaste tu mensaje y del otro lado, quien te mostraba disponibilidad, no te da la respuesta espontánea que esperabas. Sosteniendo el cigarrillo con que te aferras siempre a la imaginación y la duda, piensas en tus primeras citas… ¿ siempre fue así como dejaste de sentirte solo? ¿ Planeabas el asunto con tanta prisa;que olvidabas dejar la ilusión en un lugar seguro?

Lo único que sabes ahora es que sea cual fuera la respuesta tendrás que trabajar. Trabajar siendo consciente de asumir todos los riesgos, incluso, el de la derrota. Y sabes que el esfuerzo diario implica la voluntad de sobreponerse a todos los temores; y todos los medios serán el fin en sí mismo.Te sabes vencedor por principios, por tomar el reto como algo exclusivo de tu personalidad, y dejas afuera las contingencias, antes que dejar nada supeditado al azar. Tu unica suerte ya está echada, a áurea del universo y la complicidad de los astros.

Y …¿ quién es ella? Tu corazón te interroga. Una consejera recelosa, que abre sus encantos y despliega el vasto cielo pletórico de musas nocturnas.

Y todavía te despiertas preguntando..De quién serán, esos agudos dedos que levantan el velo de tus sueños, y de que oscuro mar esos ojos en que naufragan unos besos errantes, desatando un tormentoso torrente sanguíneo en un pulso arrebatado e inconsciente

Le dices…¡ no te lleves tú piel, más allá del monte de Venus! ¡ no dejes estas pulsiones lejos del color ígneo de tus labios! No dejes a sus alas que regresen solas si han de venir a apagar su fulgor.

Y todavía puedes dar un suspiro, pero tienes cerca el manantial fresco de un nuevo mañana ante tus ojos, al que no deseas despertar solo. Tienes la voz a la distancia de una playa con el eco sordo de la olas rompiendo entre las rocas, a la que el sol le devuelve el calor perdido de las sábanas y el manto de luz de las estrellas. Mas allá de nuestro día, sin lugar a duda…sobre la piel, de nuestro más íntimo descanso.

08/10/2018

Adolfo Nicolás Scatena

Anuncios