Otro inusitado Norte

polaris

Fuiste dejando que el aleteo de tu imaginación se fundiera con la sorda maquinaria de tu cabeza y se hundiera en el inexpresivo infierno de tu desesperación.

Dejaste que unos besos errantes, te tumbaran en el lecho de la duda. Mientras unos brazos te sujetaban preso de mil tempestades.

No supiste elegir entre todas las experiencias, aquella que más tarde desatara tu alma de las tenebrosas garras del miedo, y te hiciera, una certera luz al amparo de la más idónea libertad.

Una vez más, es el momento es lo que más importa aprovechar, conservando a cada instante una sola dosis… autodominio,y de voluntad de dominar los instintos. Quieres saber hasta donde lo que sabes pierde valor, o sea necesario saber. Pero más que saber y conocer, has vivido más de una vida saliendo de tu corazón a amar y vivir hasta donde, naturalmente, tu corazón te ha dejado.

Vas trazando puentes cruzando océanos de incomprensión. Te propones alcanzar lo inalcanzable; tus manos se llenaron de magia, para que la poesía colmara de metáforas la inexpresividad de tú dolor. Todo tu sufrimiento ha sido el engranaje de la gran maquinaria que el deseo aceitó, para surcar los mares en que te encuentras, en el que naufragas a veces y en el que en otras, unas manos llevan tu timón hacia calmas aguas donde tu pasión descansa.

Y aunque esta noche estés solo, la soledad del cielo y la compañía de las estrellas te darán la bienvenida al lugar en que tu afiebrada confusión te dejó. Ahora llega la noche de los sueños, y el mañana..¡que importa! La Aurora calentará tus helados huesos y los pondrá de frente a otro inusitado Norte.

Adolfo N. Scatena

16/11/2016

Anuncios