Las flores que te guarde

campos de china

Ojalá no me guardes

poesía mía

tanto tigre tenedor

ni cuchara de café.

Ojalá no me mandes

a pelear sin nombre

a la gloria sin tu huerta.

Ojalá sí, te nombren

grandiosa ciudadana

y pequeña tributaria

de todas las miserias.

Ojalá no, en vano sientas

por mí, o por otros

lo que juntos no haremos.

Ojalá, no seas de honor

para que te hieran

en la hoguera, y que renazcas

fértil en primavera.

Ojalá mi amada

rindan tus frutos.

Y además renazcan

las flores también

que Ojalá te guarden.

Adolfo Nicolás. Scatena

29/07/2018

Anuncios