Tu última luna llena

Jamas supiste quien estaba a tu lado. Menos… un pavo alardeando, cortejando un enjambre de moscas con plumíferas vanidades. Zumbando en los pulmones y acariciando lo indeseable; el voluble fracaso. Con tan solo dos caricias..

A sus ojos azules o tus negros ocasos. Tu piel de naranja y su corazón de durazno. Un abismo abriéndose entre la piel y la sangre cayendo como el río entre el surco mágico de las torpes oleadas que me sepultaron solo, bajo tu luz..en el río.

Vos y yo, el hombre y más cerca de mí el destino el tiempo y el amor que queda perdido.

Y detras de tu encanto cae tu espejo en mil diablos. Y yo yendo nada más atrás, de tus demonios…y así, recogerte en la espesura tan plagada ayer; de tus dulzuras.

No hay ya magia en mi cordura; no hay otra cura a mi locura, que no haya muerto dura.

Como murió mi alma, dejando un cuerpo frío quieto y ya sin miedo. Que no volverá vacío ya a querer recuperarte. Y no volverá vacío de callarse los placeres que mis palabras no llenaban. Ni sexo ni hastío ni amor ya vacío.

Te amé sin antes poder apropiarte, te amé pudiéndote antes perdonarte por lo que nunca de vos tendría …y por lo que hasta la eternidad retornaría.

Y la espera toda la vida valía ? Y más ahora no tengo… pero no solo tiempo valía .

Basta! Hoy se cuanto las palabras mentían. Y hasta hoy se cuánto de mi honestidad cabría; y cuánto del honor, en unas pocas palabras vacías. Todas…perdidas en telarañas frías.

Nada!!!.Cruza el agua del ancho brazo del río y ahí; yo te he de encontrar. Yo! como la frágil y dócil medusa, y vos como esa tierna y altiva sirena . El ulular de tu voz y el aullido ahogado de la marea de tu última luna llena.

Adolfo N. Scatena

11/03/2018

Anuncios