Valores lejanos, vecinos de los amigos

El amigo

…La mirada del vecino asomando por encima del hombro, poniéndole nombre a las cosas que solo con el corazón nombramos de alguna manera. Se llama prójimo? Es ese quien te necesita?
Poner nombre a algo que está solo en escéncia es como cambiar el trabajo de quien también no solo trabaja y solo lucha. Un único odio: no al destino y si a la vida. Porque la vida no continua fluyendo libre en el destino. Y el destino de tener vecinos es tener a sus necesidades como nuestras preocupaciones, así pueden resalaltar su grandeza para no ver que estás rodeado, de mierda..

Y quiénes son, como somos… ? Cuando te necesitan, cuando con valor le abrís la puerta. A todo,y hasta a todos..
La vida más que enfermedad es nuestro trabajo y ellos lo llaman costumbre, por qué estamos más acostumbrados a amar y también a no tener el prójimo vecino…Así más larga es la enfermedad, y es más corta la lucha…
Les otorgamos valores supremos a los sentidos y solo, mas profundos siempre serán los que ligan nuestro origen a la tierra, edificando o inventando un orden a sus valores, en el alfabeto de los latidos, o en el soliloquio del alma fluyendo de corrido.
Y nada, de lo que pueda yo nombrar puede nombrarse ” perdido”, ni el amor ni el olvido, como sobrevivir a amigos o sobrevivir a enemigos…Perdido está, el que no te necesita, perdido el amigo que necesita de vecinos…porque un día se llamará prójimo y el vecino amigo…

Adolfo Nicolás Scatena

01/10/2018

Anuncios