Acaso lo era

Era acaso las seis, las tres; acaso lo fueran. Cuando viste vos las agujas del reloj mientras dormía. Llevo de anoche; las espuelas, no te lamentes. Quiera Dios, que no. Olvidarse de un augurio, tener quieta la esperanza. Paciencia; y con todo ya veré qué haremos; para santiguarte.

Sé que al menos nuestra deuda es justa. Sé que antes que nada, no es injusto nada!!

Quedamos tal vez algunos pocos, y algo quizá, sin la nostalgia que alguna vez muerde; y tal vez no muchos. Tal vez no es poco; depende: si es algo, si es lo que valgo y acaso lo era.

Adolfo Nicolás Scatena

7/05/2019